October 25, 2014
Más cárceles en Texas para indocumentados
En el condado Del Río, Texas, las cárceles no dan abasto.

La prisión del condado Val Verde está repleta de jardineros y empleadas domésticas, inmigrantes en espera de la deportación, atrapados en un operativo llamado “Operación Streamline”, un programa de cero tolerancia que comenzó aquí y desde entonces se ha extendido a lo largo de la frontera con México.

Los detractores del enfoque carcelario cuestionan los costos cada vez más elevados, se quejan de las malas condiciones que imperan en los centros de detención y pronostican que finalmente eso no impedirá que los inmigrantes y las drogas sigan entrando al país.

Pero los partidarios dicen que ha hecho bajar la delincuencia y disuade a los indocumentados de cruzar la frontera. El número de inmigrantes ilegales atrapados en el Sector Del Río de la Patrulla Fronteriza está a su nivel más bajo desde principios de los años 70.

"El método funciona'', dice D'Wayne Jernigan, policía del Condado Val Verde. ‘‘Decididamente hemos visto una reducción de la delincuencia en toda la zona fronteriza y menos extranjeros ilegales andan sueltos en la comunidad''.

Durante el 2007, 22,920 personas fueron detenidas en el sector Del Río y en su mayoría pasaron por la cárcel de Val Verde. En 1974, el año para el cual se poseen las cifras de fin de año más antiguas, se detuvieron más de 44,806 personas, casi el doble.

El nuevo plan tiene como meta ponerle fin a la controvertida práctica de detener y liberar a los indocumentados. Ahora el lema es "capturar y detener'', lo que significa que prácticamente todos los detenidos son enviados a un tribunal o se les deporta de inmediato. Con eso ha surgido una demanda casi insaciable de espacio de prisiones.

Por ejemplo, hace ocho años la Prisión de Val Verde sólo tenía 180 camas. Este año, tras completarse una segunda ampliación de 600 camas, la cárcel de máxima seguridad tiene capacidad para 1,425 presos, un aumento de casi 800 por ciento.

Mientras la población carcelaria estatal se ha mantenido igual, entre 70 y 80 diarios como promedio, los detenidos por delitos de drogas o inmigración son muchos más, según cifras oficiales.

También se construyen dos prisiones que albergarán detenidos federales junto a la frontera de Texas y México, al sur de Del Río: una de 654 camas en Eagle Pass y una de 1,500 en Laredo, que ya está casi terminada.

Lo mismo que la de Val Verde, las instalaciones, operadas por empresas privadas, pertenecen al Geo Group, Inc., antes conocido como Wackenhut, que informó que el año pasado fue el de más ganancias en su historia.

Incluso la mayor cárcel para inmigrantes ilegales, el centro de Detención del Condado Willacy, era demasiado pequeña para acomodar las necesidades federales. Situada en Raymondville, Texas, y conocida como Prisonville, desarrolla una ampliación para aumentar su capacidad de 2,000 a 3,000 camas este año, se informa.

En todo el país, el número promedio de presos detenidos a diario por la ICE ha aumentado 44 por ciento desde el 2001. (El Nuevo Herald)
Story Date: May 29, 2008
Canyon Crest Towne Centre
Color Cube Productions
Advertise with INT
East Hills Community Church
NBC
Master Gardeners
Division 9 Gallery
Townzilla
Air Force Reserve